#PRL 59: no hacer ascos al marketing


Photo credit: jeltovski from morguefile.com

A muchos técnicos de PRL les cuesta asumir la experiencia de venta y marketing. No aceptan que el asunto comercial vaya con ellos. Esto es un error. Todos vendemos algo. Si no vendemos PRL, alguien comprará otra cosa en su lugar, y luego nos quejaremos de que: ¡a qué se destinan los recursos! Aprended marketing porque es necesario para cualquiera que sea nuestro oficio. Hay una graciosa anécdota que explica en su libro J.F. Pérez-Orive y que muestra como esto de hacer marketing no es excluyente de oficios; pero que no hacerlo sí lo es del beneficio. A disfrutarla!!

Recuerdo en una ocasión que la empresa que dirigía iba a contratar a don Camilo José Cela para una de nuestras revistas. Aunque éstas tenían un director, no resistí aquella ocasión de acompañarle y fue una de las negociaciones en que más he disfrutado en mi vida. Don Camilo nos citó en el edificio Torres Blancas de Madrid. Cuando llegamos a su piso la puerta estaba abierta, y así la dejamos. Gritó que entráramos. Estaba haciendo un pote gallego en medio del salón, a las 7 de la tarde. Media hora más tarde, cuando nos comentaba que cobraba por palabra y no por artículo, y que si se quería vivir de la pluma había que mantener esa disciplina, apareció el portero. Estaba excitado y venía acompañado de un joven: “Don Camilo, he cogido a este chico llevándose el abrigo de piel de su mujer”. Don Camilo nos dijo: “Acompáñenme, que éste sí que es un negocio serio”. De pronto, con aquella voz, tronó encarándose al joven: “Botarate, qué prefieres, que llame a la policía o que te dé una patada en el culo”. “La patada en el culo, don Camilo”, dijo el joven. Entonces Cela le puso en posición de cúbito prono y cuando el joven estaba a punto de recibir la patada, se acordó de nosotros y, dándonos una clase de marketing, dijo: "Perdone, ¿querría dársela usted que es el cliente?".
-J.F. Pérez-Orive, El gran empujón