#PRL 51: “easy” evaluación de las relaciones personales

Sargento de Artillería Hartman- ¿A tus padres les queda algún hijo vivo?
Recluta Patoso- Señor, sí, señor!

Sargento de Artillería Hartman- Seguro que están arrepentidos. Eres tan feo que podías estar en un museo de arte moderno. ¿Cómo te llamas, gordo de mierda?.

Recluta Patoso- Señor, Leonard Lawrence, señor!

Sargento de Artillería Hartman- ¿Lawrence? ¿Lawrence de qué? ¿De Arabia?

Recluta Patoso- Señor, no, señor.

Sargento de Artillería Hartman- Ese nombre me suena a realeza. ¿Eres tú de la Casa Real?

Recluta Patoso- Señor, no, señor.
Sargento de Artillería Hartman- ¿Te gusta mamar pollas?

Recluta Patoso- Señor, no, señor.

Sargento de Artillería Hartman- Tú chuparías hasta una pelota de golf metida en una manguera.

Recluta Patoso- Señor, no, señor.

Sargento de Artillería Hartman- No me gusta lo de Lawrence. Sólo los maricones y los marineros se llaman Lawrence. Desde hoy serás el recluta Patoso.

Recluta Patoso- Señor, sí, señor!

Sargento de Artillería Hartman- ¿Te parezco un listillo? Recluta patoso, ¿te parezco gracioso?

Recluta Patoso- Señor, no, señor!

Sargento de Artillería Hartman- Entonces borra esa sonrisita de tu cara.

Recluta Patoso- Señor, sí, señor!

-La chaqueta metálica

Ergonómicos y Psicosociales en PYME del INSHT da un método para evaluar los riesgos de origen psicosocial. Como en el uso de este método me he encontrado que en muchas ocasiones surgen dudas sobre cómo responder a cada uno de esos ítems, voy a dar mis apreciaciones para responderlas. Como acostumbra a ocurrir con toda la temática psicosocial, son apreciaciones subjetivas y como tales pueden dar lugar a más de una opinión en contra. No obstante, creo que aunque sólo sea eso, una interpretación personal, puede servir en algunos casos como punto de partida a una consideración más profunda de los hechos a evaluar.

El procedimiento conforme se especifica en el manual se basa en estos cuatro puntos:

  1. Compruebe si se dan algunas de las situaciones incluidas en cada uno de estos apartados.
  2. Un solo ítem marcado en cualquiera de los apartados indicaría una posible situación de riesgo no tolerable.
  3. El nivel de riesgo será tanto mayor cuanto mayor sea el número de ítems señalados.
  4. Adopte las correspondientes medidas preventivas, si fuera necesario.

RELACIONES PERSONALES -La tarea no permite la comunicación con otras personas. El ser humano precisa de las relaciones sociales por formar parte de las características esenciales de la naturaleza humana. Las celdas de aislamiento, como mecanismo de castigo penitenciario al reo, continúan estando vigentes hoy en día como una de las formas más duras de sanción disciplinaria. Sin llegar a los extremos carcelarios, en las organizaciones también pueden observarse malas praxis de aislamiento social como castigo hacia los trabajadores que llegan a ser vejatorias y deben ser evitadas. Estas prácticas, a menudo enmascaradas dentro de las organizaciones, pueden ser constitutivas, en sí mismas, de acoso moral hacia el trabajador. Por otra parte, una organización sana debe velar por evitar el aislamiento y también la exclusión social en el seno de la misma. Desde el diseño mismo de los puestos de trabajo, hasta el control de que no se dan en la misma comportamientos antisociales o de hostigamiento. -Los equipos de trabajo no son estables. Una alta rotación en los puestos de trabajo siempre suele ser sintomático de que algo no funciona bien en la empresa. La gente no está bien y decide marchar. O la gente no funciona y se le echa. En cambio, el caso contrario no debe darse como una consecuencia suficiente. Por ejemplo, puede haber unas malas relaciones personales en la empresa y la gente puede decidir no cambiar porque fuera no tiene mejores oportunidades. -Los conflictos entre el personal son frecuentes y se manifiestan de una forma clara. A medida que las organizaciones crecen en plantilla la identificación de los conflictos se ve dificultada, y más aún, la resolución de los mismos. Es conveniente en estos casos, que en las empresas se actúe de manera proactiva definiendo protocolos para la resolución de los conflictos y que se aborde también la información a entregar a los trabajadores para enmarcar los comportamientos que puedan considerarse reprobables dentro de la misma. -El ambiente laboral no permite una relación amistosa. Reforzar el sentimiento de grupo en el trabajo ayuda a prevenir los fenómenos de la fatiga, el estrés, y sin duda, es un factor que será de ayuda, tanto en la consecución de los objetivos personales como de la empresa. Así que favorecer un buen clima laboral tiene innegables ventajas. Para valorarlo es interesante entrevistar a los trabajadores y valorar qué responden a este tipo de preguntas:

  • ¿Hay un buen ambiente entre tú y tus compañeros?
  • ¿Os ayudáis en el trabajo?
  • ¿Sientes que formas parte de un grupo?

Foto|raul.palmero