#PRL 42: establece primero lo primero

Lo que importa más nunca debe estar a merced de lo que importa menos.
-Goethe

Veo muy a menudo, como en las organizaciones, los responsables de prevención, especialmente en aquellas sujetas a innumerables contratiempos: reuniones, inspecciones, accidentes, auditorías y el día a día de la resolución de problemas, así como la ingente burocracia, acaban por llevar al traste cualquier plan preventivo por bien trazado que esté. Lo más evidente de todo, es que cuando comento la pérdida de foco en lo verdaderamente importante, nunca se me niega; es más, casi siempre, se me justifica en la falta de medios. Y esto que quede entre nosotros, pero da igual que la empresa esté siguiendo la sucesión de Fibonacci para asignarlos, que la respuesta siempre suele recalar en la falta de tiempo para hacer las cosas bien. Como la falta de tiempo es una constante, al final todo se resume a aprovecharlo al máximo priorizando lo más importante de todo. Stephen R. Covey nos ponía en la senda correcta al explicar el tercer hábito de la gente altamente efectiva y nos invitaba a realizarnos estas dos preguntas y a trabajar sobre nuestras respuestas: ¿Qué puede hacer usted, que no esté haciendo ahora y que, si lo hiciera regularmente, representaría una tremenda diferencia positiva en su vida personal? ¿Qué produciría resultados similares en su vida profesional o en su empresa? Y a esto, añadiría una tercera para el caso de la PRL, porque la pérdida de foco es muchas veces alarmante en esta área: ¿Está usted trabajando en lo que su empresa necesitará en el corto y medio plazo, o en cambio está en aquello que más le gusta o le resulta más fácil de realizar?

Foto| Louis Píxel