¿Necesita el Prevencionista una marca personal?

Algunos todavía piensan que el CV es algo que se escribe, se imprime y se manda por carta. NO, tu CV está en la red y quien quiera contratarte o quien quiera pensar en ti para una oportunidad profesional de algún tipo se va a meter en la red y mirar qué has hecho, sobre qué has escrito, dónde está esa marca en la red. Ésta es la inversión que realmente vale la pena hacer.

-Enrique Dans

Hace ya tiempo que en multitud de foros se habla de la importancia de gestionar bien la marca personal de cada uno con el fin, entre otros, de entrar con más posibilidades en el mercado laboral o de mejorar profesionalmente. Si a eso le añadimos la proliferación de redes sociales que ponen a la distancia de un clic el que estemos en disposición de parlotear a las primeras de cambio de lo personal y lo profesional, no será extraño que nos encontremos de buenas a primeras con nuestra huella en el ciberespacio diciendo cosas de nosotros, o lo que también es interesante, no diciendo aquello que nos interesaría que dijera.

Me parece importante reflexionar sobre si al prevencionista español, atendiendo a las particularidades de nuestro mercado laboral en este sector sumido en una caída en picado de precios, le merece la pena el esfuerzo de invertir su tiempo y su dinero en gestionar su marca personal.

Dicen que desarrollar una marca personal consiste en identificar y comunicar las características que nos hacen sobresalir, ser relevantes, diferentes y visibles en un entorno homogéneo y altamente competitivo. Así que, si no despuntas en algo relacionado con tu  profesión olvídalo, sólo estarás creando fuegos de artificio que no llegan al minuto de “surfeo” en la red. Pero si no es así, si eres bueno en algo y si te dedicas con pasión a este oficio seguro que lo eres en alguna disciplina, entonces aprovecha las oportunidades que nos ofrece Internet para ponerte en boca de otros. Los beneficios de esta inversión suelen ser rentables a medio y largo plazo, así que, teniendo en cuenta la inestabilidad de nuestro mercado laboral, quién sabe de dónde vendrá la próxima oferta de trabajo o proyecto empresarial. Lo importante es estar en el candelero.

¿Por dónde empezar?

Para aquellos que se estén iniciando en la profesión recomiendo que empiecen colaborando en algún foro de prevención, siempre hay algún tema que conocemos mejor y en el que podemos aportar nuestro pequeño granito de arena. 

Es importante crear una cuenta en alguna de las principales redes sociales (Twitter, Linkedin, Facebook,…). Personalmente prefiero Twitter. Empieza por seguir a gente que te resulte relevante. Y luego disponte a conversar y compartir conocimiento. Piensa en gratis. Los mejores fotógrafos que conozco tienen cuenta en Flickr y comparten fotos bajo licencia Creative Commons. 

Escribe algunos artículos sobre los temas que dominas. No es necesario que empieces un blog para ello. En contra de lo que pudiera parecer, mantener actualizado un blog requiere bastante disciplina sino se cae en el desánimo, la información no se mantiene actualizada y se pierden visitantes. Y lo uno lleva a lo otro. Hay diferentes páginas sobre Prevención de Riesgos Laborales en las que podrás participar de manera gratuita y que estarán encantadas de publicar tus artículos (prevenzion.com es una de ellas).

También es importante que comentes en otros blog o revistas de tu temática. Todo ayuda a tejer tu red de contactos y a gestionar tu marca.

Por último, no te centres sólo en el mundo virtual. Lo que haces en la vida, tiene su eco en la red. Haz una búsqueda de tu marca personal en Google, valora los resultados y ya puedes empezar a gestionar tu marca.

Tags: