Seguridad Basada en el Comportamiento: Poder no es querer

 

Cada acto que has realizado desde el día en que naciste fue hecho porque querías algo.

- Burrhus F. Skinner

 

En Prevención de Riesgos Laborales se suele olvidar esta máxima: “Poder no es querer”. Que hayamos conseguido alcanzar unas condiciones de trabajo razonablemente seguras en los puestos de trabajo y que los empleados tengan los conocimientos necesarios para poder realizar su tarea de una forma segura no es ni mucho menos garantía de que vayan a querer comportarse de manera segura.

Conseguir el comportamiento seguro de los trabajadores es una tarea ardua y muy compleja que suele requerir de especialistas en la materia para el logro de este tipo de proyectos.

Cada empresa es un mundo y no hay dos proyectos iguales. Existen ciertas estrategias de actuación que pueden ser replicadas, “aprovechadas” pero que deben ser revisadas y adaptadas a cada empresa, a su cultura empresarial y tipo de organización.

Voy a comentar tres puntos que considero básicos analizar en este tipo de proyectos para lograr el éxito del mismo.

  • Asegurar el factor técnico

Es importante que no se inicie este tipo de programas en empresas que no tengan resuelta la parte de ingeniería de seguridad, de higiene y de ergonomía. Al menos razonablemente resuelta, esto es, que se tengan los equipos, las instalaciones, las herramientas en unas condiciones mínimas para trabajar de forma segura. Y ni que decir tiene, que se cuenten con los equipos de protección individual y colectiva apropiados, y se hayan definido métodos razonablemente seguros para trabajar.

  • Formar para trabajar de forma segura

Se pierde de vista, pero muchas formaciones no están dirigidas a trabajar de forma segura sino a informar sobre riesgos y medidas preventivas con más o menos énfasis en las particularidades de cada uno de los puestos de trabajo.

Es imprescindible formar para que los trabajadores sepan cómo hacer el trabajo seguro y cómo afrontar los riesgos remanentes en su propio contexto laboral. Aquí nos podemos hacer una idea de lo importante que es trabajar esta formación para cada puesto y trabajador.

  • Querer trabajar de forma segura

Una cosa debe quedar clara, como dice José L. Meliá “No es suficiente con que las personas puedan comportarse de modo seguro y sepan como comportarse de modo seguro para que de hecho lo hagan. Además, las personas necesitan querer comportarse de modo seguro, tener motivos para comportarse de modo seguro, al menos más motivos que para comportarse de modo inseguro:”

Este último punto es la razón de ser de los programas de Seguridad Basada en el Comportamiento (SBC), que parten del principio esencial de concebir el comportamiento como un mecanismo adaptativo en función del cual aquellos comportamientos que son seguidos consistentemente por consecuentes positivos tienden a incrementar su probabilidad de aparición.

Si os interesa el tema del SBC y queréis que continúe profundizando, pues ya sabéis, le dais al retweet, un me gusta o me dejáis algún comentario.

Foto de epSos.de

Tags: