Bello trabajo, muy repetitivo, de Miguel Endara