Michael Seidenberg y su tienda secreta

Adiós a las empresas longevas. Empecemos a disfrutar con pasión de lo que nos gusta, desde el primer día, aunque sea en los límites de la supervivencia. Vivimos tiempos convulsos en los que necesitamos pensar que mañana podemos levantarnos y nuestro mercado puede haber desparecido sin más. Así que no te dejes amordazar por promesas de seguridad; simplemente son falsas...

Tags: